Espectaculares monumentos de Canadá que debes ver sí o sí

Espectaculares monumentos de Canadá que debes ver sí o sí

La inmensidad geográfica de este país norteamericano -con más de 9 millones de kilómetros cuadrados de territorio- hace difícil la elección de solo cinco monumentos de Canadá que debes ver sí o sí mientras disfrutas de tu año académico canadiense.

Pero existen cinco ciudades clave que no te puedes perder para conocer la esencia del país y que concentran una parte importante de la población total del país. Esto hace que en ellas se encuentren algunos de los más célebres monumentos canadienses.

Te llevamos de la mano a hacer un viaje express por los cinco monumentos más destacados de Canadá que no puedes dejar de visitar. 

Monumentos destacados de Canadá

CN Tower (Toronto)

De entre todos los espectaculares skyline urbanos que puedes ver en Canadá, el de la CN Tower de Toronto es uno de los que no podrás olvidar.

Es uno de los iconos de la ciudad de Toronto, con una peculiar estructura de “pirulí” terminado en forma de platillo volante, y si cruzas en ferry hasta las islas que se encuentran enfrente obtendrás esas extraordinarias vistas de la ciudad con la silueta de la CN Tower sobresaliendo por encima de todo.

Otra forma de disfrutar de este monumento único de la ciudad es subir a ella para disfrutar de la panorámica que se obtiene de Toronto y sus alrededores desde sus diferentes alturas.

Su altura es de más de 550 metros y posee dos niveles en los que se puede parar a gozar de las vistas. Desde el nivel medio puedes observar los rascacielos del Financial District, los barrios de los alrededores, las islas y todo el Lago Ontario. Lo más impresionante son los muros y suelos de vidrio de la torre, que te harán vivir una experiencia impresionante en las alturas de Toronto. En definitiva, uno de los monumentos que no te puedes perder en tu viaje a Canadá.

Parlamento de Canadá (Ottawa)

Lo que tampoco puedes dejar de conocer si vas a estudiar inglés al país canadiense es el impresionante edificio del Parlamento, ubicado en la ciudad de Ottawa, al sureste del país.

Ottawa es la capital de Canadá y la cuarta ciudad más grande del país, llena de vida cultural. Está atravesada por el río Ottawa y el canal Rideau, que en invierno se convierten en maravillosas pistas de patinaje sobre hielo.

Si hay que elegir otro icono monumental del país este está en Ottawa y se trata del Parlamento de Canadá. Uno de los monumentos importantes de Canadá construido en la denominada como Colina del Parlamento, a orillas del río y representa para los canadienses su soberanía y la unidad para un país compuesto por multitud de culturas.

Déjate llevar por sus espectaculares edificaciones de estilo neogótico como son: la Casa de los Comunes, El Senado, la Torre de la Paz y la Librería del Parlamento.

Desde la citada torre se obtienen unas geniales vistas de toda la ciudad de Ottawa y en los alrededores del edificio del parlamento podrás maravillarte con el monumento conmemorativo de la tumba del soldado desconocido.

El Jardín Botánico de Montreal

Aunque no seas un apasionado de las plantas, debes saber que el Jardín Botánico de Montreal es uno de los más importantes del mundo y perderte por sus caminos se convertirá en una experiencia única.

El jardín ocupa nada más y nada menos que un espacio de 75 hectáreas y a lo largo de su historia se han ido creando áreas increíbles como el Arboretum, la Rosaleda, el Jardín Japonés, el Insectarium y el Jardín de las Primeras Naciones, entre otras.

En total, el Jardín Botánico de Montreal posee una colección de aproximadamente 22 000 especies y agrupa plantas de todas las regiones del mundo en un total de 10 invernaderos con exhibiciones, más de 20 jardines temáticos y el Frédéric Back Tree Pavilion, un recinto en el que se desarrolla un extenso programa de eventos durante todo el año, como exposiciones, conciertos o espectáculos de todo tipo.

Descubre este magnífico lugar paseando tranquilamente por sus caminos, disfrutando de las formas y colores de las miles de especies que crecen en él y déjate sorprender por las espectaculares esculturas podadas en sus jardines temáticos a largo de todo el parque.

Château Frontenac (Quebec)

Otro de los lugares que no puedes dejar de visitar en Canadá es el impresionante y bello edificio del Château Frontenac, que actualmente está reconvertido en un hotel de lujo.

En sus inicios, cuando empezó a funcionar en 1893, el edificio era utilizado por una compañía ferroviaria para promover el turismo de lujo en sus trenes. Su diseño está inspirado en la arquitectura de los castillos franceses y de ahí su gran atractivo y encanto.

El edificio en sí es un auténtico icono de la ciudad, su construcción se inició en 1892, pasando por varias ampliaciones y su arquitectura es una rica mezcla de encantos históricos con un toque de modernismo.

Si quieres obtener unas vistas únicas de este lugar puedes cruzar a la vecina ciudad de Lévis, al otro lado del río San Lorenzo y desde donde tendrás unas preciosas vistas del Château Frontenac. Si subes unas cuantas calles empinadas y escaleras hasta llegar a la Terrasse de Lévis, allí tendrás la mejor panorámica del lugar.

Por su parte, la ciudad de Quebec es una auténtica joya por descubrir que no puedes dejar de visitar si vas a pasar un año escolar aprendiendo inglés. Además, se la denomina popularmente como el pequeño fragmento de Europa en plena Canadá.

Puente Colgante de Capilano (Vancouver)

Otro de los monumentos históricos de Canadá que no puedes dejar de visitar y que te dejará con la boca abierta, es el Puente Colgante de Capilano y más si ¡eres un adicto a la adrenalina!

Es verdad que este último monumento que te proponemos para no perderte en el país canadiense puede que no esté hecho para todos los públicos si, en tu caso, tienes algo de vértigo.

El famoso Puente Colgante de Capilano es uno de los lugares más célebres del país y se trata de un conjunto de puentes en suspensión, en el que destaca el Capilano Bridge, suspendido a una altura de 70 metros sobre el río Capilano, sobre el que se balancea en el aire creando una sensación sobrecogedora, pero espectacular.

Aunque su construcción actual es mucho más segura que la inicial, que era de madera, cruzar por él es todavía una experiencia que te disparará la adrenalina al 100%.

Este parque y sus excitantes puentes colgantes se encuentra a tan solo unos 10 minutos en coche desde la ciudad de Vancouver. Por eso será una experiencia perfecta para no dejar pasar cuando visites esta verde ciudad y sus alrededores.

Como te puedes imaginar, esta es solo una pequeñísima selección de algunos de los lugares más impresionantes del país y una referencia de los monumentos de Canadá que no te puedes perder si acudes a este precioso país.

Ahora que te hemos puesto los dientes largos con estos impresionantes monumentos en Canadá, que mejor manera para visitarlos mientras mejoras tu nivel de inglés. Si estás interesado y quieres que te informemos no dudes en ponerte en contacto con nosotros.